Ecoescuelas



LA ECOESCUELA DE GUAZAMARA UN PROYECTO INTEGRADOR Y DINAMIZADOR

El C.E.I.P. Ntra. Sra. del Rosario, la Ecoescuela de Guazamara, empezó a realizar actividades de educación ambiental ya en 1996, en lo que se denominó Proyecto Oasis. Se trataba de un proyecto de reforestación participativa en el propio centro educativo, en el que se pretendía que cada alumno y alumna apadrinara un árbol y se encargara de su mantenimiento y cuidado mientras durara su escolaridad, de forma que cuando abandonara el Centro dejara en él una huella y un vínculo afectivo permanente en forma de árbol ya consolidado. Este proyecto fue un punto de inflexión en la historia del Colegio. Surgió en un momento de conflictividad en el que se hacía necesario que todos los sectores de la comunidad educativa se aglutinaran en torno a proyectos y objetivos comunes que fomentaran la colaboración y la participación de todos. Pero es que además fue el inicio de una trayectoria que ha convertido a la educación ambiental en una de las señas de identidad del Colegio, trayectoria que ha sido reconocida con tres banderas verdes de Ecoescuelas, 1º premio en el Certamen Pon Verde Tu Aula, concesión de la bandera de Andalucía, publicación de experiencias, comunicaciones en jornadas, cursos, proyectos de investigación y congresos de ámbito provincial, regional, nacional e internacional…, todo lo cual ha hecho que aumente la valoración positiva de toda la comunidad educativa hacia estas actividades, y que mejore la imagen del Centro en general.

El eje alrededor del cual se han aglutinado todas estas actividades y experiencias es el de Programa de Ecoescuelas. Sus cuatro temas básicos (agua, energía, materiales-residuos y entorno) son lo suficientemente amplios como para impregnar, o aglutinar a su alrededor, a la mayoría de las temáticas que se tratan en la escuela. Su metodología, basada en el diagnóstico de la realidad a través de estudios y pequeñas investigaciones, formulación de propuestas de acción y normas de conducta, y compromiso para su comunicación, aplicación y puesta en marcha; proporciona un marco inmejorable para abordar experiencias innovadoras y proyectos de todo tipo. Por otra parte, la problemática ambiental constituye en la actualidad uno de los retos más grandes a los que se ha enfrentado la humanidad, y la educación ambiental es, quizás, la pieza clave para enfrentarse a este reto. La escuela tiene, por tanto, un compromiso ineludible y un papel fundamental en el establecimiento de un nuevo sistema de valores y otra forma de entender las relaciones entre el hombre y el planeta que habita. Por todo ello la Ecoescuela se ha convertido en un proyecto necesario, innovador, integrador y dinamizador de toda la actividad de nuestro centro educativo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario